dijous, 15 de juny de 2017

Un estado que sólo nos boicotea. Ahora con la educación

Me dicen que en una escuela pública del Maresme han pre-inscrito, a 2º de primaria, 15 niños de origen chino, con demanda expresa de estudiar en español. Como es lógico estos 15 niños no tendrán plaza escolar, ni en catalán, ni en español, y la Generalitat deberá pagar una millonada para que estos niños estén escolarizados, gratis en una escuela clasista y sin concierto y conocida por todos.

Me comentan que todo está dirigido por unos abogados muy lucidos, caros y nada chinos, que se aprovechan de la miserable norma que se inventó el PP para obligar a la Generalitat a garantizar la educación en exclusivo español y que está permiten financiar escuelas fascistas que reniegan de nuestro idioma.
Recuerdo que cuando la Conselleria de Educación intentó explicar en Madrid esta práctica, se la quitaron de encima con el desprecio clásico con que Madrid soluciona los problemas que tiene Cataluña, con demasiada frecuencia generados en Madrid. Que por otra parte retira este dinero de la financiación que tiene obligación de pagar a Cataluña.

Me duele la descapitalización de la Conselleria de Educación, provocada por el estado español.

Me duele ser de un estado donde la picaresca tiene demasiado premio.

Me duele pertenecer a un estado que incumple la protección del catalán.

Me duele que la medida genere animadversión contra la comunidad china.
Me duele ser de la mierda de estado que quiere romper la cohesión social que tenemos en Cataluña.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada